sábado, 14 de octubre de 2017

Demon Wan’s - Capítulo 50 Parte 2

Capítulo 50 Parte 2 - Pediré prestada tu sangre por un momento


Traducción: Juan María (Asani)
Edición: Crys (de mala gana porque lo tuve que hacer una 2da vez :v)
Corrección: Crys


"Primero, arrodíllate......”

Originalmente pensaba que, sin pintura, Murong Qi Qi seguramente se volvería frenética o admitiría directamente la derrota, pero durante todo este tiempo, estaba tranquila como si nada hubiera afectado su estado de ánimo. En su lugar, dejo que la gente admirara la tolerancia que esta princesa Zhao Yang poseía.

El viento soplaba lentamente. El incienso ya se había quemado por la mitad.

Ming Yue Xin y Longze Yu Er ya habían empezado a pintar, solamente Murong Qi Qi todavía se hallaba moliendo. Pareciendo en lo más mínimo preocupada, ¡Lo que causo que los espectadores no pudieran evitar soltar un sudor frío por ella!

En este momento, Longze Jing Tian no podía quedarse quieto. ¿Qué le pasa a Murong Qi Qi? Justo ahora, ella tenía el aura de que ganaría; Así que ¿por qué era indiferente ahora? ¿Podría ser que se dio por vencida? ¿O es que realmente no quería ser la futura esposa del Príncipe Nan Lin? Si era así, entonces después de que ella perdiera y Ming Yue Xin estuviera provocando problemas con ella, ¡Debía salir a su rescate para protegerla!

En comparación con Longze Jing Tian, la expresión de Ming Yue Cheng parecía más a gusta, pero en su corazón, estaba muy preocupado. No sabía lo que quería hacer Murong Qi Qi. Aunque estaba muy dispuesto a creer que Murong Qi Qi iba a ganar, pero frente a las capacidades de esta pequeña hermana imperial, Ming Yue Xin, Ming Yue Cheng lo tenía más o menos claro. Si al final, Murong Qi Qi realmente perdía, ¿Qué método debería utilizar para protegerla?

La única persona que no cambió su expresión fue Feng Cang. Este príncipe parecía seguro de su éxito. Su expresión era tranquila como siempre. Inclusive bebió su té con una expresión que demostraba que no estaba para nada preocupado. Y su actitud calmada parecía más tentadora, haciendo que Murong Qing Lian se ruborizase.

¿Por qué Murong Qi Qi esa basura tuvo que conocer a un hombre así? Si ella hubiera sabido que sería así, entonces hubiera tomado la iniciativa y suplicado. ¡Incluso si terminaba casándose con un príncipe muy enfermo con la esperanza de que tal 'evento de gran alegría' alejase su mala suerte y acelerar su recuperación!

"¡Tu, levántate!"

Finalmente, cuando casi todos habían casi perdido la paciencia por la espera, Murong Qi Qi ordenó con sus dedos a que la sirvienta del palacio fuera donde ella.

Al ver el rostro inocente de Murong Qi Qi, la sirvienta del palacio miró a la persona en lo alto de la plataforma. Esa persona asintió con la cabeza. Sólo entonces la sirvienta del palacio se levantó lentamente y caminó hacia Murong Qi Qi.

“Princesa, ¿Qué cosa necesita de esta sirvienta?”

"¡Has destruido la pintura de esta dama, por supuesto que tienes el deber de dar un poco de color para ayudar a esta dama a terminar esta pintura!"

"Esta sirvienta no lo hizo a propósito. Princesa, ¿Qué quieres que haga esta sirvienta?"

Aunque ella afirmaba que no lo había hecho a propósito, en su cara prácticamente, estaba escrito ‘lo hice a propósito’.

Pero los ojos de esta sirvienta del palacio, traicionaron sus pensamientos dejándolos evidentes. Ya que a quien ella miró fue precisamente a la emperatriz que quedó embarazada gracias a Murong Qi Qi...... Duanmu Qing.

"Eso es fácil. ¡Ven acá!"

Cuando la otra parte movía su cabeza hacia arriba, Murong Qi Qi agarró el cabello de la sirvienta del palacio y vertió toda la tinta en su boca.

No esperando a que la gente entendiera la situación, Murong Qi Qi abofeteó a la sirvienta del palacio 2 veces en su cara.

*Pu......*

La sirvienta del palacio sintió dolor y abriendo la boca, roció la tinta negra como una lluvia sobre el papel.

"¡Gracias!"
La voz de Murong Qi Qi apenas se sintió, cuando de repente en su mano se pudo vislumbrar una brillante daga. La sirvienta del palacio sin tiempo para luchar, prontamente en su cuello blanco, se apreció un rastro de sangre. Y un momento después, la sangre brotó.

“¡Ah!”

La sirvienta del palacio automáticamente sintió mucho dolor, así que mientras luchaba, gritaba con todas sus fuerzas. Pero por desgracia, su cabello fue sostenido firmemente por Murong Qi Qi, sin poder huir. Mirando una vez más, en la mano derecha de Murong Qi Qi apareció un pincel. Hábilmente mezclando la sangre con la tinta, comenzó a pintar rápidamente en el papel.


4 comentarios:

Patata-chan FullMoon3112 dijo...

Faaaaaaaaa
Eso fue re bizarro we!!
Esa es nuestra Qing Qing!!!!
Mil gracias por el cap!!

Luis Rojas Valle dijo...

Gracias por el capítulo 😆👍

Marioli Anguiano dijo...

Oh por Dios!!!
Esperar será frustrante...

DSLucy dijo...

OH MY GOD!

Publicar un comentario