sábado, 3 de marzo de 2018

Demon Wan’s - Capítulo 63 Parte 2

Capítulo 63 Parte 2 - La futura esposa del príncipe se fuga con un hombre (1)


Traducción: Koh
Edición: Crys
Corrección: Crys


Cuando llegó Shangguan Wu Ji, Murong Qi Qi ya estaba completamente vestida y estaba sentada dentro de la tienda.

"¡Ven conmigo!"

Cuando vio a Murong Qi Qi, la agarró de la mano y la sacó de la tienda. Fuera, todo estaba en llamas. Shangguan Wu Ji actuando rápidamente halo a Murong Qi Qi para que montara su caballo negro y un instante después, un látigo golpeó el trasero del caballo, corriendo este hacia la dirección que tenía menos gente.

"Shangguan Wu Ji, ¿A dónde me llevarás?"

El viento silbaba en la oreja de Murong Qi Qi, mientras que los cascos del caballo de Shangguan Wu Ji sonaban muy fuerte, a medida que corría a una velocidad vertiginosa.

"¡Llevándote lejos!"

Shangguan Wu Ji se quitó su capa y envolvió a Murong Qi Qi en ella.

"¿Estás loco?"
(E: si!, muy loco por ti XD)

Murong Qi Qi estaba muy sorprendida.

"Shangguan Wu Ji, estás desafiando el decreto imperial, ¿sabes?"

"¡No puedo molestarme ahora con eso! ¡No puedo dejar que te cases con él!”
(E: es como que se te dañe el cel y tú digas que está bien no tener uno de momento y todo el mundo te ofrezca comprarte uno nuevo y tu solo quieres reparar el que tienes :v)

La noticia de que Shangguan Wu Ji se había llevado a Murong Qi Qi, se extendió hasta llegar al exterior de la tienda de Feng Cang en un instante.

"¿Qué pasó?"

Feng Cang pregunto, mientras se hallaba remojándose en un balde lleno de medicina. Ese jarabe oscuro contenido en el balde emitió un olor fuerte. Su apariencia actual reflejaba una tez pálida, con grandes perlas de sudor en su frente, luciendo muy aterrador. Lo único que no cambió fueron ese par de ojos como cristales de agua.

"Príncipe, todo está bien."

Jin Mo que estaba detrás de Feng Cang, clavo velozmente la aguja de plata que se encontraba en su mano en el cráneo de él.

"Son solo algunas cosas pequeñas. No tomará mucho tiempo. Estoy seguro…"

"¿Es así?"

Feng Cang no creía en Jin Mo, especialmente porque había escuchado a alguien mencionar el nombre de Murong Qi Qi.

"¡Ru Yi, habla!"

"Este insecto venenoso es demasiado fuerte. Espera hasta que lo fuerce."

Las agujas de plata en las manos de Jin Mo rápidamente entraron en el cuerpo de Feng Cang. Desde la parte posterior de su cabeza hasta su espalda, todo tenía un color plateado.

"Jin Mo, ¿qué me ocultas?"

Conociendo la personalidad de Jin Mo, Feng Cang no dejó que esas palabras lo convencieran.

"Ru Yi, si no lo dices, entonces no te quedes más al lado de este príncipe.”

Ru Yi estaba ahora mismo en un dilema. Si él no hablaba, Feng Cang se enojaría y de acuerdo con su personalidad, realmente ya no podría seguir sirviendo al lado del príncipe. Sin embargo, hoy era un 15, el día donde más crítico se volvía la enfermedad del príncipe. Si él le decía a Feng Cang que su pequeña futura esposa se había fugado con Shangguan Wu Ji, el príncipe de seguro se enojaría y sería muy malo si esta ira hiriera su cuerpo.

Justo cuando Ru Yi estaba dudando, Feng Cang empujó a Jin Mo y se levantó.

"Príncipe…"

Al ver a Feng Cang actuando así, Jin Mo inmediatamente se puso ansioso y nervioso. Si el tratamiento se interrumpía de esta manera, la cantidad de daño que causaría al cuerpo de Feng Cang, era algo de lo que estaba muy consiente.

Los vasos sanguíneos de Feng Cang se hincharon como vides envueltas alrededor de sus brazos, cubriendo todo su cuerpo. Pareciendo aún más aterrador que antes, pero a la final la frialdad que se filtraba de su cuerpo era más aterradora que su propia apariencia.

"¡Decid! ¿Qué pasó con mi futura esposa?”

Feng Cang miró a Ru Yi. La frialdad de sus ojos se desbordó. No había ni un rastro de humanidad en él. Y la presión liberada de su cuerpo, hizo que las personas a su alrededor no pudieran soportarlo.

*¡Pa!*

Sabiendo que el príncipe estaba enojado, las rodillas de Ru Yi se debilitaron y se arrodilló frente a Feng Cang.

"Príncipe, su futura esposa, ella…"

"¿Por qué la estás mencionando? Príncipe, continuaré..."

Jin Mo impidió que Ru Yi continuara hablando. Sin embargo, al momento siguiente, la gran mano de Feng Cang se cerró con fuerza en su garganta, dificultando su respiración.

"Príncipe…"


1 comentario:

Luis Rojas Valle dijo...

Gracias por los capítulos 😆👍

Publicar un comentario