domingo, 4 de marzo de 2018

Demon Wan’s - Capítulo 63 Parte 4

Capítulo 63 Parte 4 - La futura esposa del príncipe se fugó con un hombre (1)


Traducción: Koh
Edición: Crys
Corrección: Crys


Esta vez, Ru Yi se sintió muy ansioso. Al ver a Feng Cang con este aspecto, si realmente salía a buscar a Murong Qi Qi ahora, ¿Qué debería hacer él si se desmayaba Feng Cang en el camino? O si en el caso de que la futura esposa del príncipe quisiera fugarse desde el fondo de su corazón, ¿Qué debería hacer el propio príncipe? ¿Los dejaría irse o mataría a ese par en el acto?

Ru Yi por más que pensó en todas esas variables no pudo determinar los verdaderos pensamientos internos de Feng Cang. Al verlo tan decisivo, nadie podía detenerlo, solo podían ayudarlo a vestirse y conseguir un caballo para él.

"¡Ji Xiang, deja que la tropa águila asesine sin restricciones y sin dejar sobrevivientes!"

Al salir de la tienda, echó un vistazo a esas personas tercas vestidas de negro. Feng Cang siguió su camino fríamente y rápidamente montó su caballo, pensando automáticamente en qué camino Shangguan Wu Ji se había ido con Murong Qi Qi y los persiguió en esa dirección sin ningún otro tipo de pensamientos innecesarios.

"¡Ese es el príncipe demonio! ¡¡¡Matadlo!!!"

Cuando un Feng Cang vestido de blanco apareció frente a la gente vestida de negro, alguien inmediatamente gritó.

"Se le dará una gran recompensa por matar al príncipe demonio el que..."

Esta persona ni siquiera había terminado de hablar, cuando una flecha filosa atravesó su garganta. No muy lejos, Ji Xiang sostuvo un arco en su mano. El arco que tenía 5 flechas, fue disparado hacia todas las personas vestidas de negro, que previamente habían corrido hacia Feng Cang, brindándoles una muerte instantánea.

"¡Demasiado confiados!"

La tropa águila que recibió el comando, ahora también se pusieron serios, ya que solo escuchaban las órdenes de Feng Cang. Como el príncipe lo había ordenado, necesitaban matar a todos sin dejar sobrevivientes, por lo cual estas 500 personas ya estaban condenadas a quedarse aquí para convertirse en fertilizantes.

--- o ---

En este lado, Shangguan Wu Ji estaba aún corriendo como el viento en su caballo con Murong Qi Qi a su lado.

Shangguan Wu Ji había estudiado la ruta de escape muchas veces. Si volvian a Xi Qi, en poco tiempo serian encontrados. Solo el lugar más peligroso era también el lugar más seguro y seguramente Feng Cang no esperaría que fueran a ir a Bei Zhou, por lo que tenían que ir a Bei Zhou primero para no meterse en problemas, para luego ir a Dong Lu.

"¡Shangguan Wu Ji, déjame bajar!"

Shangguan Wu Ji de repente haciendo tal escena, causo que Murong Qi Qi se sintiera completamente desorientada. ¿Él quería huir con ella de su matrimonio? ¿Llevándola a deambular por el mundo? ¿Alguna vez preguntó por sus pensamientos?

"¡Déjame bajar!"

Murong Qi Qi luchó desde la postura en la que se encontraba, haciendo que Shangguan Wu Ji se preocupara de que se callera del caballo debido a esto, por lo que solo podía detenerse.

Sin esperar a que el caballo se detuviera, Murong Qi Qi bajó, asustando tanto a Shangguan Wu Ji, que también saltó, para comprobar si Murong Qi Qi se habia herido, pero ella lo evadió.

"¡Llévame de vuelta!"

En el momento en que Murong Qi Qi abrió la boca, dijo esas palabras.

"¡No!"

Shangguan Wu Ji negó con la cabeza.

¿Devolviéndola a ese pozo de fuego? ¿Dejarla casarse con el príncipe demonio, para luego morir en la noche de bodas? ¡No podría hacer esto, sin importa qué! ¡Y él no podía verla desaparecer de esta tierra con sus propios ojos! Cuando pidió un decreto para escoltar a Murong Qi Qi, Shangguan Wu Ji ya tenía la idea de llevársela. ¡Ahora era la oportunidad correcta!

"¿Sabes lo que estás haciendo?"

Enfrentado a un hombre tan guapo y obstinado, Murong Qi Qi se quedó sin habla. ¿Piensa que es un caballero que rescató a una princesa de las manos de un monstruo? ¿Él sabe lo que está en juego aquí?

Al escuchar la ira en la voz de Murong Qi Qi, Shangguan Wu Ji dio unos pasos hacia adelante y tomó a Murong Qi Qi en su abrazo.

"¡Qi Qi, ven conmigo! ¡Te llevaré lejos!

El corazón de Shangguan Wu Ji saltó fuerte y poderoso y en esta noche particularmente tranquila, se podía escucharlo particularmente claro.

¿Llevarla? Es mucho más fácil decirlo que hacerlo. ¿Este hombre lo pensó? Si la princesa para formar una alianza matrimonial desapareciera, el emperador de Bei Zhou se enojaría; si se iniciara la guerra, se perderían muchas vidas y los que más sufrirían serían los plebeyos. ¡Ellos eran los que tendrían que llevar la carga de causar un desastre!

"Wu Ji, sé que te preocupas por mí, ¡Sin embargo no puedo irme contigo!"

Murong Qi Qi negó con la cabeza y se separó del abrazo de Shangguan Wu Ji.


1 comentario:

Luis Rojas Valle dijo...

Gracias por el capítulo 😆👍

Publicar un comentario