domingo, 31 de diciembre de 2017

Demon Wan’s - Capítulo 59 Parte 1

Capítulo 59 Parte 1 - Cohabitando antes del matrimonio (1)


Traducción: Juan María (Asani)
Edición: Crys
Corrección: Crys

La fiesta del palacio de Chongyang, estaba muy vivido, debido a la muerte de una princesa y los abortos involuntarios de 3 mujeres imperiales, que resultaron enrarecer aún más la atmosfera. El olor a sangre entró en la nariz de la gente, e incluso transformo al viento malévolo. Sin embargo, toda la escena fue muy tranquila. Tan tranquila que se convirtió en algo aterrador.

"Príncipe estoy cansada."

En ese momento, Murong Qi Qi habló en voz baja: "Volvamos..."

"¡De acuerdo!"

Feng Cang vio por la cara de Murong Qi Qi, que estaba realmente cansada, asi que tomándole de la mano, se despidió de Shangguan Fei Yan.
(E: por si no se acuerdan es la emperatriz viuda XD)

"Por favor parta, príncipe Nan Lin. ¡Cuando la princesa Zhao Yang se case, Emperatriz viuda[yo] definitivamente la despedirá personalmente!

Shangguan Fei Yan agitó su mano, algo cansada.

Un príncipe de otro país vio un escándalo real. Sin importar cómo se viese, su rostro no podría mantenerse alzado después de esto. Permitirles regresar era lo más sensato, o no sea que se fueran a enterar sobre la verdadera realidad. Si esta gente descubriera que los miembros de la familia real se están matando entre sí, el país de Bei Zhou se reiría hasta que pierdan sus dientes.
(T: ya lo hacen XD)

Fuera del palacio, Murong Qi Qi se puso mucho más relajada. Incluso su respiración se puso más suave.

"¡Señorita!"

Viendo que Murong Qi Qi salía, Su Yue y Su Mei inmediatamente se adelantaron y saludaron.

"¡Vámonos!"

Murong Qi Qi se fue hacia el carruaje, sin esperar a que Feng Cang la siguiera.

"Qing Qing, ¿Por qué no vienes a vivir conmigo?"

"¿Él príncipe quiere cohabitar antes del matrimonio?"

Murong Qi Qi se quitó una horquilla. El cabello inmediatamente le cayo como una cascada fluyendo.

¡Realmente extenuante! Aunque esta 'Flor de otoño' era realmente hermosa, pero esos accesorios eran realmente muy pesados. Si hubiera sabido que esta corona estaría en su cabeza, lo habría diseñado más ligera.

"¿Cohabitar antes del matrimonio? ¡Esta oración no suena mal!”

Feng Cang se acercó, levantó un mechón de su cabello y lo olfateó.

"No tengo ningún problema. ¿Qué piensa Qing Qing  de esto?”

"¡No está bien!"
(E: exacto! No esta bien!!!)

Murong Qi Qi retiró su cabello de su mano y se sentó en el otro lado del carruaje.

"Príncipe, quiero volver a la residencia del Primer Ministro. Hoy fue un día muy ocupado y estoy cansada. Después del matrimonio, el príncipe podrá verme todos los días. Ahora, solicito a el príncipe que se vaya. Después de todo, hombres y mujeres tienen diferencias. ¡Las etiquetas son indispensables!"

Las palabras de Murong Qi Qi fueron muy directas, por lo que Feng Cang solo pudo reír amargamente. Originalmente pensó que después de lo sucedido en el palacio, su pequeña futura esposa lo aceptaría. Pero él no esperaba, ah... que también habría un día en que sería rechazado. Él realmente estaba siendo ‘expulsado’ del carruaje por Murong Qi Qi.

Al ver que el carruaje de Murong Qi Qi se desvanecía lentamente en la distancia, Feng Cang escuchó una risita a su alrededor, era Ru Yi, su cara estaba roja, pero aun asi no se atrevió a reírse en voz alta.

"Ríete, no te asfixies hasta la muerte...”

"¡Jajajaja!"

Sin esperar a que Feng Cang terminara de hablar, Ru Yi se inclinó con las manos sobre su vientre, riendo en voz alta. Incluso saliéndole lágrimas de los ojos.

"Príncipe....... jajaja ...... él príncipe es realmente muy lindo...... jajaja...... si esas señoritas en Bei Zhou llegaran a saber esto....... jajaja……. Príncipe, tu fama, ah...... "

"¿Estás muy feliz de que tu príncipe haya sido rechazado?"

Al ver las lágrimas en los ojos de Ru Yi, Feng Cang sonrió, mientras negaba con la cabeza.

Recordando la sonrisa de Murong Qi Qi como una flor y su débil sensación de alienación, Feng Cang dijo: "No me importaría dejar que mi fama se convirtiera en cenizas, solo para que esa belleza sonriera...”


1 comentario:

Marioli Anguiano dijo...

Esa reunión tan sangrienta !

Publicar un comentario