jueves, 23 de noviembre de 2017

Beautiful Wife - Capítulo 41

Capítulo 41 – Un terrorífico almuerzo.


Traducción: Crys
Edición: Fiore (la flor durmiente)
Corrección: Crys


"Gu Zai, no me dejaste dar las gracias al hermano mayor Yan Fen por salvarme" Dijo Zhen Zhen reclamándole. “Si no fuera por él, estaría sirviendo a los huéspedes en un burdel.”

“Zhen Zhen cálmate, le pediré a alguien que le agradezca en tu nombre” Dijo Yue Gu Zai. “Así que, en este momento, déjame continuar abrazándote.” Dijo mientras reafirmaba firmemente sus brazos alrededor de la cintura de ella, hasta que, acostado en su regazo, se dejó llevar por el sueño.

“Señorita Zhen Zhen, desde que desapareció, el jefe no ha podido dormir” Dijo Bai Yu Tian tratando de excusar a Yue Gu Zai y continúo hablando: “Entiendo que usted sea una mujer independiente. Capaz de cuidar de sí misma como del joven maestro Zhen Wu, pero, a pesar de ser consciente de ello el jefe no puede dejar de preocuparse tanto por usted como sus propios padres lo harían. Espero que en el futuro considere los sentimientos de las personas a su alrededor que realmente se preocupan por usted."

Escuchando las palabras de Bai Yu Tian, Zhen Zhen pensó profundamente respecto a eso. Era cierto que era una mujer independiente, le gustaba tener el control de su propia vida, pero a su vez no consideró los sentimientos de sus padres antes de que decidiera tener a Zhen Wu y criarlo como madre soltera. También ella no consideraba a su mejor amiga Nan Ma, que se preocupaba por ella cuando trabajaba durante semanas seguidas sin contactarla. Mirando a Yue Gu Zai abrazando su cintura y su cabeza durmiendo en su regazo, acepto el hecho que todo lo que había dicho Bai Yu Tian era cierto. Yue Gu Zai debió haber estado tan preocupado por ella hasta el punto de tener insomnio. Si ella solo hubiera podido contactar a Yue Gu Zai antes, el cuerpo de él no habría estado tan desgastado.

Cuando llegaron a la casa de Yue Gu Zai en Las Vegas, Zhen Zhen se quedó junto a él en la cama, como una presencia apaciguante que lo dejaba dormir en paz largo y tendido durante toda la noche. En la mañana, despertó completamente renovado, bajó las escaleras y un olor fragante le golpeó la nariz.

“Gu Zai, ¿Estás despierto?” Pregunto Zhen Zhen. Mientras sonreía al verle, deposito sobre la mesa del comedor un plato lleno de comida y agregó dicendo: "Te hice el desayuno.”
(T: jajajajaja ahora todo tiene sentido, el título y esa parte de la sinopsis sobre los temores.)

Tomando la silla frente a ella, Zhen Zhen se la ofreció a Yue Gu Zai para que se sentara. Luego, sentándose a su lado tomó la cuchara dentro del plato de sopa para dársela.

“Gu Zai, prueba la sopa” Dijo Zhen Zhen. “La he cocinado para ti.”

Yue Gu Zai no entendía por qué Zhen Zhen estaba tan feliz por un plato de sopa, pero no quería estropear su buen humor, así que obedientemente comió la sopa, volviéndose cada cucharada de sopa en una horrible tortura por lo doloroso que era tragarla.
(T: Por dios ¿Que tenía esa sopa? ¡¿Piedras?!)

"Gu Zai, ¿Esta deliciosa?" Zhen Zhen preguntó con una expresión de euforia.

No queriendo herir los sentimientos de Zhen Zhen, Yue Gu Zai le sonrió.

"Si esta deliciosa, come más" Dijo Zhen Zhen recogiendo el plato de sopa, para volverle a servir otro a Yue Gu Zai. “Pasé 2 horas para hacerte esta sopa, ya que es mi primera vez cocinando."

Yue Gu Zai al ver esto, le temblaron las manos y continuó tragando.

"Zhen Zhen, ¿Dónde aprendiste a cocinar?" Preguntó Yue Gu Zai.

“De un libro de cocina” Contesto honestamente Zhen Zhen a su pregunta.

"Zhen Zhen, ¿Por qué no estás comiendo también?" Yue Gu Zai Preguntó al darse cuenta de este pequeño detalle.

"Comí de desayuno las sobras que había en la nevera" Dijo Zhen Zhen sirviéndole un plato de arroz con verduras. “Gu Zai, también prueba las verduras que hice.”

Para Yue Gu Zai era la primera vez que Zhen Zhen le cocinaba y alimentaba. Por lo cual no sabía qué más hacer, excepto tragarlo lentamente y sonreír.

“¿Qué es lo que huele delicioso?” Preguntó Cheng Yi.
(T: otra víctima mas XD)

"Cheng Yi, también te le puedes unir a Gu Zai para el desayuno" Dijo Zhen Zhen animada.

Al no percibir ninguna reticencia por parte de Yue Gu Zai, Cheng Yi se sentó y enrolló sus mangas. Todo en la mesa parecía delicioso y fragante, no pudiendo esperar por hincarle el diente.

Cheng Yi se sirvió un plato de arroz, y amontono una gran cantidad de verduras en su tazón, pero cuando comió un bocado de verduras, su rostro se tensó. Miró los severos ojos de Yue Gu Zai y se obligó a tragar.

“Señorita Zhen Zhen, ¿Cocinó usted todo lo que está sobre la mesa?” Preguntó Cheng Yi con cautela.

“Sí, ¿Está delicioso?” Preguntó Zhen Zhen aún emocionada.

"Delicioso" Dijo Cheng Yi con una sonrisa.

"Si esta delicioso, debes comer más" Dijo Yue Gu Zai, poniéndole un pedazo de carne en el tazón de Cheng Yi, mientras que él quería llorar de la impotencia al no poderse negar.

"Huyen Di, ven a desayunar" Dijo Cheng Yi creyendo que la miseria ama la compañía.

“Jefe, he encontrado algunas pruebas sobre el traidor” Dijo Huyen Di entendiendo que cuando Yue Gu Zai no quería hablar de negocios, no le respondería. Por ende, se sentó y Cheng Yi muy servicialmente le sirvió un plato de sopa.

Huyen Di muy ingenuamente comenzó a comer el plato de sopa.

“Huyen Di, la Señorita Zhen Zhen cocinó la sopa” Dijo Cheng Yi felizmente. “¿Está delicioso?”

"Delicioso" Dijo Huyen Di.

“¿Por qué nadie me llamó para desayunar?” Preguntó Chu Gian sentándose en la mesa del comedor y sonriéndole a Zhen Zhen.

 Chu Gian agarró un plato sobre la mesa y comenzó a servirse una porción de arroz, junto a las verduras y la carne. Mientras que los nervios de todo el mundo comenzaron a crisparse, pues a diferencia de Zhen Zhen todos sabían que Chu Gian no era un comensal elegante por lo que, si ella comía lentamente, significaba que la comida era realmente mala.

Al verla servirse aquel plato de comida, Huyen Di actuando rápidamente le dijo: "Pruebe la sopa"

“Gracias” Dijo Chu Gian.

"Qué ambiente más animado" Dijo Bai Yu Tian. “Todo el mundo está comiendo el desayuno junto.”

"Únete a nosotros para desayunar" Dijeron Cheng Yi, Huyen Di y Chu Gian.

Bai Yu Tian sonrió y sacudió la cabeza.

"Tomé mi desayuno fuera esta mañana” Dijo Bai Yu Tian justificándose.

Chu Gian que no quería que Bai Yu Tian no sufriera con ella, utilizó sus piernas para sacarle una silla a Bai Yu Tian.

"Yu Tian, come conmigo" Dijo Chu Gian amorosamente.

Bai Yu Tian sabía que era una trampa; sin embargo, la trampa fue hecha por la mujer que más amaba, así que, cayendo voluntariamente en la trampa, se sentó y comió.

“¿Quién cocinó el desayuno hoy?" Preguntó Bai Yu Tian.

Zhen Zhen levantó la mano con entusiasmo.

“He preparado el desayuno” Dijo alegremente Zhen Zhen.

Todo el mundo, a excepción de Zhen Zhen, rezó para que Bai Yu Tian encontrara un poco de tacto en lo más profundo y hondo de su corazón.

“Señorita Zhen Zhen, está delicioso” Dijo Bai Yu Tian. "Espero que cocines todos los días durante nuestra estancia en los Estados Unidos"

“¿De veras?” Preguntó Zhen Zhen. “Voy a comprar más libros de cocina y cocinaré más platos para todos.”

Luego de que termino de hablar, Zhen Zhen corrió escaleras arriba para buscar en línea buenos libros de cocina.

En la mesa del comedor, todo el mundo quería matar al zorro de Bai Yu Tian.

"Señor zorro, recuerda lo que has dicho hoy" Dijo Cheng Yi amenazadoramente hacia Bai Yu Tian con una mirada feroz. “Será mejor que comas la deliciosa comida de la señorita Zhen Zhen de ahora en adelante.”

"Olvidé mencionar" Dijo Bai Yu Tian inmediatamente como si estuviera recordando algo. “Mañana estaré volando a Canadá para una conferencia médica.”

"Nadie tiene derecho a marcharse, mientras no haya probado toda la comida que sea servida en esta mesa" Dijo Yue Gu Zai.

Todos sabían que Yue Gu Zai complacería a su esposa con su deseo de querer cocinarle a pesar de la tortura que comer aquella horrible comida hasta el punto en el que no dudaría en incluirles, por lo que todos, absolutamente todos, querían que el zorro Bai también sufriera con ellos. Si no tuvieran que comer con conciencia, entonces le hubieran dicho hace rato a Zhen Zhen que la sopa no se hacía dulce como un desierto y el arroz, las verduras y la carne salada como el mar muerto.
(T: supongo que dulce como un desierto porque se debería sentir cada granito de la azúcar, no?, ustedes no saben cuánto me eh reído traduciendo este capítulo XD)


2 comentarios:

Luis Rojas Valle dijo...

Jaja gracias por el capítulo 😆👍

alex petrov dijo...

¡los cielos no tienen ojos! *lloriqueo grupal*

Publicar un comentario