miércoles, 18 de octubre de 2017

Demon Wan’s - Capítulo 52 Parte 2

Capítulo 52 Parte 2 - Córtale ambas manos.


Traducción: Juan María (Asani)
Edición: Crys
Corrección: Crys


"¡Estoy bien!"

Murong Qi Qi miró las mariposas tumbadas en el suelo que Ming Yue Xin había matado, y su corazón sintió un poco de dolor. Rompiendo el abrazo de Feng Cang, caminó hacia la pintura desgarrada. Las recogió suavemente por las alas, separando los cuerpos de las mariposas, para envolverlas cuidadosamente con un pañuelo.

"¡Ha sido duro para ti! ¡Me vengaré por ti!"

Murong Qi Qi agitó sus manos hacia las mariposas en el aire. Pareciendo comprender a Murong Qi Qi, la rodearon una vez, destellando baja la radiante luz del sol, los hermosos colores de sus alas, y luego se marcharon.

Después de hacer todo esto, Murong Qi Qi caminó lentamente hacia Ming Yue Xin, haciendo que esta última se asustara.

"¿Qué......... qué quieres, quieres hacer?!"

"¡Estas son mis cosas!"

Murong Qi Qi cogió la daga del suelo y limpió cuidadosamente la sangre en ella.

“¡No, no vengas! ¡Gran hermano imperial, sálvame!”

Al ver a Murong Qi Qi cada vez más cerca, Ming Yue Xin soportó el dolor en su corazón y pidió ayuda de Ming Yue Cheng: "¡Gran hermano príncipe heredero, sálvame, sálvame!"

"¡Demasiado tarde!"

Ahora, ella finalmente se enteró que Ming Yue Cheng era el príncipe heredero, que era su hermano mayor y ¿Quería obtener ayuda de él? Murong Qi Qi sonrió, revelando una fila de dientes blancos. Paso a paso, se acercó a Ming Yue Xin, subiendo también lentamente la daga en sus manos.

La otra parte obviamente era un pequeño conejo blanco, pero aun así hizo que Ming Yue Xin sintiera miedo.
(E: supongo que con conejo blanco se refiere que poder no tiene, es alguien indefenso)

"¡No! ¡No! ¡Gran Hermano Príncipe Heredero, sálvame! "

Ming Yue Xin se arrastró por el suele, queriendo escapar de ahí. Ahora sabía lo que significaba tener miedo y que ¡Murong Qi Qi no era alguien con quien se podría buscar problemas! Sin embargo, era demasiado tarde......

"Qing Qing........."

Justo cuando la daga de Murong Qi Qi estaba a punto de caer, Feng Cang se acercó a ella. Tomó la daga y puso a Murong Qi Qi en sus brazos. Al ver que Feng Cang la había salvado, Ming Yue Xin se sintió agradecida. Olvidándose por completo de esa patada que acababa de darle, así que mirándolo herida dijo: "Príncipe......”

Ming Yue Xin pensó que el corazón de Feng Cang se había movido por ella. Por cual no había permitido que perdiera sus manos, ayudándola así a salir del problema. ¡Pero nunca espero que las siguientes palabras que salieron de la boca de Feng Cang fueran como un rayo para ella!

"Qing Qing, tal cosa, déjame hacerlo, no sea que las manos de Qing Qing se ensucien......”

No esperando que Ming Yue Xin saliera de su aturdimiento, un par de manos de jade fueron cortadas de la muñeca por Feng Cang.

"Ah........."

Sólo se oía un grito. Ming Yue Xin se desmayó por el dolor y sus manos volaron en el aire, hacia la multitud.

"Ah......"

Aquellos que estaban observando la escena vieron claramente como esas manos ensangrentadas volando hacia ellos, esquivándolas enseguida. Al final, las 2 manos cayeron al suelo y fueron contaminadas con barro. La superficie originalmente tersa, se volvió desagradable debido a la mezcla de sangre y barro.
"Ai, qué lástima......"


Todo el mundo estaba en estado de shock, pero Murong Qi Qi dijo que era una lástima.

En el momento en que las manos de Ming Yue Xin fueron cortadas, Feng Cang la alejó de la plataforma para evitar que la sangre de Ming Yue Xin ensuciara su ropa. Y en ese momento, ese ‘qué lástima’ no pudo evitar hacer que Ming Yue Cheng la mirara una vez más. ¿Podría ser que ella pensara en el respaldo que Ming Yue Xin tiene en el país de Nan Feng, y ahora lo lamentaba?

"Obviamente su cuerpo, es muy atractivo. ¿Por qué son tan desagradables cuando se cortan? ¡Realmente una pena!"
(E: porque Feng Cang tiene que mejorar su técnica de cortar manos :v)

La voz de Murong Qi Qi sonó débil y Ming Yue Cheng realmente se sentía completamente sorprendido...... ¡Así que por esto es que ella sentía lástima! Esta chica realmente era diferente, haciendo que la gente no pudiera dejar de amarla.


2 comentarios:

Luis Rojas Valle dijo...

Gracias por el capítulo 😆👍

Marioli Anguiano dijo...

Algo me dice que Qi Qi y Feng Cang serán una pareja extraordinaria!

Publicar un comentario