lunes, 18 de junio de 2018

Poisoning The World - Capítulo 150

Capítulo 150 – Encuentro Peligroso


Traducción: Crys
Edición: Koh
Corrección: Crys


Cuando llegó a la zona de hierbas, el cuchillo corto en su mano derecha brilló y cortó una serpiente roja que salió volando, mientras que su mano izquierda se extendía y agarraba un tallo de la Hierba Celestial Helada. Rápidamente, sus dedos tomaron la brillante hoja como una estrella y se la arrojo a la boca. Después, ella utilizó ligeramente los dedos de sus pies para retroceder, retirándose a 9 metros de la parcela de hierba celestial helada.

Número 2 había estado siguiendo sus movimientos. Su figura se movió con hábiles acciones mientras él copiaba sus movimientos y su sincronización estaba casi a la par con los movimientos de ella. Primero mató a un escorpión antes de coger un tallo y luego se comió las hojas... Sus movimientos eran diestros y fluidos como el agua.

Pero después de elegir un tallo, de repente pensó en cómo la señorita Ning fue tan buena con él y quería elegir otro tallo para pagarle...

Entonces no se retiró, sino que se dirigió hacia otro tallo...

"¡Cuidado!" Desde la parcela de hierbas volaron 2 sombras rojas y una sombra gris, que se dispararon hacia él y querían morderlo.

Al mismo tiempo, 2 luces plateadas destellaron detrás de su espalda, interceptando a 2 de las sombras entrantes.

Rápidamente el agitó su mano derecha y usó su espada para cortar la última sombra.

Las sombras que habían sido interceptadas por las luces plateadas se detuvieron un poco antes de abrir sus bocas y escupir 2 nubes ligeras de niebla púrpura.

Número 2 solo logró esquivar una nube, por consecuente entró en contacto con la otra. Un fuerte hedor llenó sus fosas nasales y su mente se confundió, mientras la oscuridad llenó su visión mientras caía hacia la hierba...

"¡Idiota!" Ning Xue Mo no pudo llegar a tiempo para atraparlo, y solo podía saltar del suelo y correr hacia él.

Ella le dio una patada, justo cuando estaba a punto de tocar el suelo de la parcela de hierba.

Número 2 cayó sobre un pedazo de terreno vacío. Rocas duras estaban debajo de su punto de aterrizaje, causándole un gruñido cuando cayó, mientras su cuerpo se curvaba ligeramente.

"¡¿Quién te permitió elegir más para no tomar mis palabras en serio?! ¡Incluso si quieres morir, este no es el camino!" Ning Xue Mo le regresó, aliviando su ira mediante maldiciones.

La cara de Número 2 se puso verde. La sangre en su pecho se agitó, haciendo que quisiera vomitar. También sabía que había caído intencionalmente en peligro, por lo que cuando fue regañado por ella, se encogió diciendo: "Lo siento, lo siento..." Su mano todavía estaba fuertemente agarrada al tallo de hierba celestial helada, mientras se la entregaba y temblaba a la vez: "Esta hierba no es fácil de conseguir. Tú... come otra..."

Entonces, la razón por la que fue a buscar más fue por ella...

Al ver que su cara se volvía más verde, la rabia de Ning Xue Mo no disminuyó ni un poco diciendo enojada: "¡Estúpido! ¿Quién te dijo que fueras tan codicioso? Si pudiera escoger más, ¿No lo habría elegido yo misma? ¡Tu cerdo! ¿No puedes pensar antes de actuar?"

Número 2 había estado en contacto con ella durante tanto tiempo y siempre solo había visto su rostro sonriente, así que esta era la primera vez que la veía tan furiosa. Cuando estaba enojada tenía un aura más aguda de lo normal, lo que lo hacía retroceder y simplemente se quedó allí como una codorniz aterrorizada.

Al ver que Ning Xue Mo había dado la vuelta inesperadamente y volara de vuelta a la maleza, recibió un impacto. "Tú ... ¿A dónde vas?"

"¡Cállate! ¡Sé bueno y espera allí mientras esta hermana mayor te ofrece el antídoto!"

Número 2: "…"

Número 2 ya había experimentado el peligro de la parcela de hierba de primera mano, por lo que verla así le hizo casi estallar en lágrimas: "No necesitas encontrarlo... Mi vida no es lo suficientemente valiosa como para que me ayudes así..."

Ning Xue Mo lo ignoró. Al haberse asociado con Número 2 durante tanto tiempo, ella ya lo había tratado subconscientemente como su propio subordinado.

Aunque su subordinado había cometido un estúpido error, ella no podía simplemente mirar como él perdía la vida ante ella...

Número 2 había sido envenenado por la nube de veneno de una de las serpientes. Si no se resolvía pronto, Número 2 no duraría más de una hora. La única forma de deshacerse del veneno era darle la vesícula biliar de la serpiente que lo envenenó...

Esa serpiente ya había sido herida por su aguja de plata. Ahora que estaba de vuelta en la parcela de hierbas, solo tenía que encontrarla...


2 comentarios:

Erika guedes dijo...

Gracias pelo el capítulo.

nora go dijo...

Gracias por el capítulo!!! :D

Publicar un comentario